Planes en los Pueblos Blancos de Andalucia

Los pueblos blancos de Andalucía son uno de los mayores encantos de la zona. Todos sabemos cuál es el aspecto de la panorámica que ofrecen por el blanco característico de sus fachadas pintadas con cal, una técnica utilizada  para protegerse de las altas temperaturas. Lo cierto es que esa costumbre en cada pueblo, le ha otorgado un sello de identidad propia de esta ruta, aunque pocos sabríamos qué hacer en ellos para disfrutar del tiempo libre y pasar unos días de entretenimiento y diversión en estos adorables y típicos rincones de la sierra andaluza. Si quieres saber más a este respecto, no pierdas detalle de esta lectura y disfruta de la esencia de estos pueblecitos con encanto.

Que hacer en los pueblos blancos de Andalucía

​Tal vez pienses que habrá pocas actividades que realizar más allá del mero relax en estos maravillosos rincones de la sierra andaluza, sin embargo, nada más lejos de la realidad. Las posibilidades en estos pueblecitos dignos de cuento son numerosas, solo tendrás que tener una mínima idea sobre ello y dejarte llevar por su esencia y por sus múltiples encantos mientras disfrutas de tu tiempo de relajación y ocio. En este caso vamos a centrarnos en una ruta sin igual que conforman los pueblos blancos de Cádiz, no pierdas detalle y conócelos practicando diversas actividades y realizando las principales rutas.

Pueblos blancos de Cádiz

Comenzamos por Setenil de las Bodegas, cuyas calles y rincones están gobernados por inmensas rocas encontrándose todo el pueblo inmerso en ellas. No podrás irte de Setenil sin visitar alguna de sus casas-cueva y degustar sus ricas tapitas. Seguiremos la ruta por Torre de Alháquime, un pueblo con gran carga histórica de origen musulmán que se refleja, principalmente, en sus estrechas callejuelas; aquí será casi una visita obligada los Dólmenes de Tomillo, un conjunto megalítico con un menhir único en la provincia.

Continuamos la ruta y llegamos a uno de los imprescindibles, Olvera. Estamos también ante un pueblo con siglos de historia. Cabe destacar en este caso las dos joyas arquitectónicas que pueden verse coronando sus casas y que son de obligada visita: el castillo del siglo XII, desde donde los árabes defendieron el reino nazarí, y el Santuario de Nuestra Señora de los Remedios. Antes de proceder a la subida, repón energías con su rica gastronomía, un par de tapitas y a la cima de Olvera.

Para seguir, una carretera caracterizada por sus numerosas curvas nos llevará hasta Zahara de la Sierra. Tras una buena caminata llegaremos al centro del pueblo donde podremos contemplar, a sus pies, las aguas turquesas del embalse de Zahara- El Gastor. La calle de San Juan y la Torre del homenaje son dos de los platos fuertes de este pueblo blanco de la sierra de Cádiz. No te vayas de allí sin llevarte uno de sus productos típicos, quesos, mermeladas, pasteles… suficiente para volver a cargar las pilas.

Sigue hasta Algodonales, donde podrás practicar numerosas actividades en el aire y sentir en primera persona la sensación de volar; parapente, vuelo libre o ala delta son solo algunas de ellas. Y hablando de volar, no te vayas sin contemplar, en Puerto Serrano, la colonia más importante de buitres leonados de Europa.

Villamartín, Espera, Grazalema… la ruta de pueblos blancos de Andalucía no termina aquí, explora todos y cada uno de ellos y disfruta de sus muchos encantos.

 

imagen

Como siempre, Gracias por seguirme…por leerme..y por dejarme ser Tu Inspiracion

Mar

 

7 Replies to “Planes en los Pueblos Blancos de Andalucia”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *