Comer en un avión – El restaurante más alto del mundo

Comer en un avión no es, probablemente la experiencia gastronómica más enriquecedora que te puedo contar, pero debido a mis frecuentes viajes por trabajo tengo que utilizar este servicio y he sentido la curiosidad de saber donde y quién cocina el menú que se sirve en la cabina de un avión.

Seguro que al hablar de la comida o los menús servidos en el restaurante más alto del mundo, supone de inmediato que se te vengan a la mente unos cuantos edificios emblemáticos en el mundo en los que podrían estar ubicados los restaurantes con esos menús de altura. Nada más lejos de la realidad, ya que el restaurante más alto del mundo no es otro que la cabina de un avión. Te lo cuento y despejamos dudas.

 

Los menús de altura y las curiosidades que debes conocer al comer en un avión

Empecemos por decir que este tipo de comidas se sirve durante los vueltos, lo que significa que es servida a 30.000 pies sobre el suelo. Además, es objeto de una minuciosa elección por parte de las principales compañías aéreas que cada día saben de la importancia que estos menús tienen para sus respectivas reputaciones y entre las opiniones de los usuarios.

Sabias que la primera comida que se sirvió en un avión fue en 1919 en un vuelo de Handley Page de Londres a París? No fue un menú como el que ahora nos sirven en el avión, solo eran unos sándwiches y fruta, pero así fue….

La comida de los aviones contiene más calorías que la comida que normalmente comemos en un restaurante normal debido a que  se le tiene que añadir entre un 20 o 30% de azúcar y sal para compensar la disminución en el sentido del gusto, aunque no es el único sentido que se altera.

COMO AFECTA LA ALTURA A NUESTROS SENTIDOS A LA HORA DE COMER EN EL AVION

Según el Internacional Journal of Gastronomy and Food Science , “la comida y la bebida saben diferente en las alturas” debido a la baja presión del aire, al ruido de los motores y a la falta de humedad natural en el ambiente.

Foto Pixabay

La falta de humedad en la cabina del avión reduce la capacidad olfativa

Lo primero que se ve afectado es el olfato. “Cuando el avión se va elevando, la presión del aire disminuye y la humedad cae en picado”. La sequedad que se produce por el cambio en el ambiente afecta a la mucosa nasal y hace que este sentido tan importante para saborear los alimentos deje de funcionar correctamente. Consecuencia: se reduce el gusto y dejamos de percibir parte del sabor de los alimentos.

Los caterings aéreos con más presencia mundial

La compañía Gategourmet es una de las favoritas por ser innovadora y por la calidad de sus propuestas, tanto para los menús en el aire como en tierra aunque algunas aerolíneas cuentan con sus propios servicios como Emirates Flight Catering. Lo que si es cierto que la calidad de la comida que se sirven en todas las aerolíneas está avalada por empresas líderes por sus caterings aéreos; la elección y confección de los menús siempre está supervisado por cocineros elegidos cuidadosamente dada la preocupación de las compañías por la seguridad alimentaria de los viajeros, ademas de estar, nunca mejor dicho, “en el aire”, la reputación de la aerolínea.

Donde se prepara la comida que se sirve en el avion

Por lo general estás empresas se encuentran ubicadas dentro o muy cerca de los aeropuertos, y constan de enormes cocinas, divididas en dos secciones principales: el área de cocinado y el área de montaje de los menús. En el momento que la comida se cocina, se enfría rápidamente a 5°C en frigoríficos especiales y después se envían a la sección de montaje y envasado. El tiempo máximo de los alimentos desde que se cocinan hasta que se comen no puede ser superior a 72 horas.

Increíble pero cierto: quienes sirven los menús en los restaurantes más altos del mundo cuentan con delegaciones en más de sesenta países. Algo que puede encontrar explicación en la importancia que la de gastronomía de a bordo ha ganado en los últimos años. Personal altamente cualificado, los mejores ingredientes, las mejores recetas, y la confección más exigentes para una cocina que se confecciona con 12 horas de antelación de cada vuelo.

Que te ha parecido? Yo por lo menos, me quedo más tranquila al saber que aunque comer en un avión no es mi experiencia gastronómica preferida, esta garantizada la calidad y la seguridad en los alimentos que ingerimos.  Aunque prefiero “mesa y mantel” y a ser posible,  buena compañía con los pies en la tierra.

Como siempre, gracias por leerme, por seguirme y por dejarme ser…..Tu Inspiración

Mar

 

 

 

 

 

 

 

 

16 Replies to “Comer en un avión – El restaurante más alto del mundo”

  1. Muy curioso, yo en octubre será la primera vez que suba a un avión a mis 27 añitos y es una información que siempre viene bien saber así, si no me sabe a nada la comida sabré por qué es 😉

  2. Hola!
    Un post muy interesante y curioso. Es verdad que la comida de los aviones sabe diferente, siempre he pensado que era por que eran envasados. Hoy soy un poco mas culta!
    Un saludo 😀

  3. ¡Hola!
    La verdad es que me han parecido unos datos muy interesantes. Personalmente no soy de las que comen en el avión, y las pocas veces que lo he hecho la verdad, el menú dejaba mucho que desear, aunque leyendo tu artículo, quizás el menú no estaba mal del todo, sino que la suma del cambio de presión, la humedad y todo lo que nos cuentas, hizo que no me gustasen. No sé. Será cuestión de darle una oportunidad de nuevo a los menús de los aviones. Jejeje.
    Por otro lado, como bien dices en el artículo, aunque no sea la repera comer en un avión, de tener que hacerlo, saber que lo que nos ofrecen es de cualidad y son otros los factores que intervienen en el sabor etc, me deja más tranquila.
    Gracias por toda la información que nos has brindado hoy.
    Besotes

  4. Pues muchas cosas que desconocía, de la elaboración de la alimentación, de que perdemos facultades olfativas y gustativas. Que curioso, porque lo desconocía por completo.
    Me ha encantado la entrada, muy productiva.
    B7s

    1. Hola! Es verdad que, al comer en un avión siempre nos ha quedado la duda de saber quien cocina o prepara el menú, o porque todo huele igual, hasta en mi misma se había vuelto rutinaria la duda. Ya sabemos un poquito más. Gracias por leerme!!

  5. Es muy curioso lo que nos cuentas en este post. Mi experiencia sobre la comida en los aviones es escasa, tan solo una vez probé un menú de avión y no fue una experiencia memorable. Quizás se debió (aunque no lo supiera en ese momento) a los factores que nos explicas, baja humedad y presión del aire.
    En este post nos cuentas datos curiosos de saber sobre los caterings aéreos y sobre los motivos por los cuales la comida puede sabernos diferente. No se me hubiera ocurrido que pudieran influir tanto, pero tiene lógica. Me ha parecido una información útil de conocer. Muchas gracias!!!

  6. Hola. Me ha gustado mucho leer tu artículo sobre comer en un avión, me ha resultado muy interesante. Había algunos detalles que no conocía, como el hecho de que la falta de humedad reducía la capacidad olfativa, nunca lo había pensado y es cierto. Saludos.

  7. Todavía no tuve la oportunidad de viajar en avión. Es una gran curiosidad el tema de la comida. Necesito la experiencia. Q tengas un gran fin de

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *